Reportajes

Inicio / EL COITAVC DESTACA EL PAPEL DE LOS PRODUCTORES LOCALES Y LOS RESTAURADORES COMO PIEZAS CLAVE PARA UNA ALIMENTACIÓN RESPONSABLE Y SOSTENIBLE
Publicidad:

EL COITAVC DESTACA EL PAPEL DE LOS PRODUCTORES LOCALES Y LOS RESTAURADORES COMO PIEZAS CLAVE PARA UNA ALIMENTACIÓN RESPONSABLE Y SOSTENIBLE

EL COITAVC DESTACA EL PAPEL DE LOS PRODUCTORES LOCALES Y LOS RESTAURADORES COMO PIEZAS CLAVE PARA UNA ALIMENTACIÓN RESPONSABLE Y SOSTENIBLE
El Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas y Graduados de Valencia y Castellón (COITAVC) reúne en Valencia a técnicos, productores y hosteleros para analizar modelos que promueven una alimentación sostenible, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por Naciones Unidas. El acto ha contado con la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, el director general de Agricultura, Ganadería y Pesca, Rogelio LLanes, y la directora general de Cambio Climático, Celsa Monrós.

Hay un nivel de trabajo imprescindible para cumplir los objetivos de producción sostenible de alimentos, que pasa por el desarrollo de políticas públicas, incentivos a nuevos modelos de producción y una adecuada sensibilización y educación sobre estos temas. Pero hay otro nivel que se juega en el día a día donde puede empezar el verdadero cambio. En esta parcela de responsabilidad están los productores, que eligen qué producir y cómo; los consumidores con sus decisiones de compra; y también encontramos al sector de la restauración, que tienen su cuota de responsabilidad a la hora de decidir si su cocina irá ligada, por ejemplo, a las temporadas y a los productores locales.

 

Precisamente en ese segundo nivel se ha centrado el VII Encuentro ‘Nuevos Horizontes de la Agricultura Valenciana’, una cita anual organizada por el Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas y Graduados en Ingeniería Agroalimentaria de Valencia y Castellón (COITAVC), que en esta edición se ha enfocado en los retos de la agricultura y la alimentación en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que marca el H2030. Acto que ha contado con la presencia de la consellera de Agricultura de la Comunitat Valenciana, Mireia Mollà y los directores generales de Agricultura, Ganadería y Pesca, Rogelio Llanes, y de Cambio Climático, Celsa Monrós.

 

Y para ello, ha reunido en Valencia a Ingenieros Agrícolas, profesionales del sector agroalimentario y piezas fundamentales en el asesoramiento e  implementación de nuevos modelos de producción sostenible, y a dos protagonistas que han incorporado estos nuevos modelos de producción y alimentación a sus proyectos profesionales. Por una parte, el agricultor Héctor Molina, al frente del proyecto El3ments, y por otra, a Mª José Martínez, copropietaria y cocinera del restaurante Lienzo.

 

Molina es un productor singular, desde su proyecto El3ments, pone en marcha explotaciones agrarias sostenibles, recupera tierras abandonadas y semillas tradicionales. “La clave para mí está en trabajar duro y educar, porque la figura del agricultor sigue estando mal vista, tanto que en la Comunitat Valenciana tenemos el peor ratio de relevo generacional”. Para Molina, hay un muro entre el consumidor y el productor imposible de traspasar: “son mundos que siempre han estado muy separados y esto ha derivado en un sistema fallido, de cientos de miles de hectáreas abandonadas, en una comunidad que cuenta con una riqueza sin igual: sol, agua y una tierra donde se produce como en ningún sitio”.

 

Por su parte, a la cocinera del Restaurante Lienzo, Mª José Martínez, le gustaría romper la carta todos los días. “Si trabajas con coherencia, apostando por la temporalidad y por el producto local, es imposible trabajar con una carta cerrada, porque cada día trae una verdura, un pescado o un producto diferente”. “Yo necesito un producto que esté en su momento álgido, porque quiero llevar la máxima excelencia al plato, y para ello necesito trabajar con productores locales, que me ofrezcan productos de cercanía y de temporada”. Mª José afirma ser consciente de que esto condiciona su trabajo y de que hay clientes a los que les da igual de dónde venga o cómo se haya cultivado lo que se están comiendo, “pero a mí sí me importa”, afirma, “y esa es mi apuesta, porque la sostenibilidad es un problema de todos, que considero que hay que trabajar desde la empatía y el compromiso”.

 

Tejer alianzas, clave imprescindible

 

Según la presidenta del COITAVC, Regina Monsalve, estamos en un momento decisivo en el que es necesario crear alianzas: “Debemos trabajar más juntos que nunca, nosotros, los técnicos, junto al sector productor y transformador, la administración y las organizaciones profesionales, implicando también al consumidor. Así será más fácil conseguir que el sector agrario lidere un desarrollo sostenible, y animar al relevo generacional en un ámbito laboral puntero e innovador. Y ahí estaremos los Ingenieros Agrícolas, trabajando para impulsar el sector agroalimentario, también desde el punto de vista medioambiental”.

 

Para la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, en la unidad está la clave: “Hay retos no resueltos, ambiciosos pero imprescindibles, que nos empujan a estar unidos para poder alcanzarlos. Por ello, administración, entidades privadas y profesionales debemos trabajar juntos, conscientes de la enorme responsabilidad que tenemos de impulsar el sector de la agricultura, que debe contribuir en la lucha contra la emergencia climática y trabajar hacia una mayor justicia ambiental, social y económica”.

 

Por su parte, el director general de Agricultura, Pesca y Alimentación, Roger Llanes, destacó las últimas acciones llevadas a cabo por la administración valenciana en la línea de la sostenibilidad, proximidad y divulgación de sus valores, como el fomento del consumo de pescado de lonja y la creación de la marca L’Exquisit Mediterrani, que aúna gastronomía local y turismo.

 

2030 es el plazo fijado para lograr los objetivos de desarrollo sostenible que hablan de hambre, desperdicio alimentario, agricultura sostenible, cambio climático,  consumo responsable o alianzas, entre otros muchos conceptos vitales para la supervivencia del planeta. En esa línea de trabajo y compromiso se desenvuelve la figura de los Ingenieros Técnicos Agrícolas, y desde el COITAVC se le da cobertura y apoyo con actos divulgativos y formativos que comparten la filosofía de respeto e impulso a un sector que ha de estar a la vanguardia de un cambio necesario.